Las escaleras que conectan con la zona alta del barrio suponen una barrera para muchos vecinos de Añorga Txiki.

Añorga Txiki pide su ascensor

SAN SEBASTIÁN 11/03/2017 20:27 |0

«El comercio de la parte alta del barrio se está muriendo y el transporte público no llega hasta arriba», denuncian desde la asociación de vecinos

Otro año sin ascensor y ya van... Los vecinos de Añorga Txiki han perdido la cuenta de cuánto tiempo llevan esperando el ansiado elevador que resuelva el principal déficit de accesibilidad del barrio. Lo que no han perdido es la esperanza. Por eso no se resignan al olvido, pese a que esta inversión no figura entre las presupuestadas por el gobierno municipal para 2017.

«Somos pocos y no damos votos», lamentan desde Añorga Txikitarrak, asociación que recuerda que el barrio está «dividido» por una cuesta y su población, como ocurre en el resto de la ciudad, es «cada vez más longeva», con las consiguientes limitaciones de movilidad. Denuncian que el transporte público llega solo hasta la zona inferior, sin conexión alguna con la parte alta. «Puede no significar ningún problema si tienes 20 años, pero es un drama si tienes 70. Además, el comercio de la parte alta se está muriendo porque a la gente mayor le cuesta subir», advierten. Añorga Txikitarrak lleva «muchos años» solicitando «a nuestro querido Ayuntamiento» la instalación de un ascensor. Tienen documentación que acredita sus demandas desde junio de 2006, pero aseguran que el proceso comenzó con anterioridad.

«Nos han prometido en diferentes campañas electorales, ganadores y no ganadores, la construcción del elevador», cuentan con desilusión, al tiempo que señalan que la solución técnica sería «relativamente poco costosa» en comparación con obras similares que ya se han acometido o se proyectan en otros puntos del municipio. Y ponen como ejemplo el futuro elevador inclinado de Morlans a Aiete, que empezará a construirse después de Semana Santa con un presupuesto de casi dos millones de euros.

Dicen que el elevador sería «poco costoso» si se compara con otros proyectos similaresTambién piden que la marquesina se coloque bien y se controlen las ratas y la calidad del aire

«En el resto de Donostia se van resolviendo los problemas de movilidad vertical, aunque para ello sea necesario gastar mucho más dinero que aquí. ¿Cuándo será el turno de Añorga Txiki?», se preguntan.

El humo de la cementera ha sido «desde siempre» otra de las preocupaciones de los añorgatarras. Un grupo de vecinos se reunió en una comisión medioambiental para realizar un control y seguimiento de las emisiones de la fábrica. Sin embargo, esta iniciativa fracasó y la comisión terminó por disolverse ante, según sus palabras, «la imposibilidad de luchar frente al monstruo que tenemos por vecino». El próximo 9 de abril entra en vigor la nueva Ley Europea sobre Emisiones Industriales y desde la asociación Añorga Txikitarrak exigen a la compañía que «se ciña a los valores establecidos y los cumpla sin privilegios». Varias asociaciones han unido sus fuerzas para exigir que se les entreguen los informes con los actuales valores de las emisiones. «No queremos que se cierre la fábrica, pero sí conocer la verdad y saber qué están quemando», manifiestan.

Hay más quejas, sobre todo centradas en asuntos de movilidad y limpieza. La marquesina de la parada de autobús cercana a la rotonda ha sido colocada del revés -con la pared acristalada hacia la carretera-, una circunstancia a la que los usuarios no encuentran explicación pero sí «grandes» inconvenientes.

«Hay tan poco espacio que el autobús se ve obligado a detenerse fuera de la zona reservada para que cochecitos de niño y sillas de ruedas puedan subir y bajar», relatan. Esta maniobra afecta en ocasiones a la circulación por la travesía.

El avistamiento de ratas ha dejado de ser la excepción para convertirse en algo habitual. Según cuenta el vecindario, estos roedores se dejan ver incluso de día y por su comportamiento y tamaño hace tiempo que perdieron el miedo a las personas.

Plan de accesibilidad

Las quejas de los vecinos de Añorga Txiki han llegado en ocasiones al debate plenario gracias a iniciativas como las presentadas en los últimos años por el PP. Este grupo es un firme defensor de la movilidad vertical y ha hecho suyas las reclamaciones de este pequeño barrio de apenas 1.200 habitantes.

Los concejales populares visitaron hace unos meses la zona y pudieron constatar que la instalación de un ascensor es una necesidad real. «Exigimos al gobierno municipal que, de una vez por todas, se tome en serio estas demandas. Es una intervención sencilla y seguro que en el Ayuntamiento ya existe algún estudio realizado al respecto», afirma Miren Albistur, quien apunta el lugar donde podría ubicarse el elevador.

«Frente a la ikastola Amasorrain hay un edificio de titularidad municipal que está abandonado -y que se podría recuperar- con una pequeña zona verde en la que cabría perfectamente la cabina. La obra civil sería mínima y bastaría una plataforma peatonal para conectar la parada superior con la calle», señala la portavoz del PP.

Recuerda que aunque el parque infantil «se mejoró» en su día y se trasladó a la parte alta, donde se desarrolla la «actividad comercial y la vida comunitaria», los problemas de accesibilidad siguen presentes.

«La concejala de Movilidad nos prometió que en el primer trimestre de este año tendríamos ya el plan de accesibilidad de Donostia que estaban elaborando y que en base a sus conclusiones se formaría una cola de intervenciones a acometer. Estaremos encantados de recibir ese estudio a finales de mes», dice Albistur, al tiempo que lamenta la «lentitud» del ejecutivo de Eneko Goia en poner en marcha las infraestructuras solicitadas.

«Su impulso a la movilidad vertical es cero. Van a pasar dos años de legislatura y aún no han arrancado las obras del primer ascensor -el de Morlans a Aiete-, en el que el gobierno no creía pero que finalmente se hará a base de enmiendas, interpelaciones e iniciativas del PP», concluye.

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©DIARIOVASCO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x